En los casos en los que además de demanda de divorcio, nos encontramos ante una situación de maltrato, se debe de interponer la correspondiente denuncia para evitar situaciones de peligro y daños en personas y bienes.

 

Desde el momento en el que son denunciados los malos tratos, la demanda de divorcio de mutuo acuerdo se paraliza pues no se puede proseguir conla misma por el miedo de que la parte presuntamente maltratada firme el acuerdo por miedo o coacción.

 

En el caso de que esté en cauce una demanda de divorcio contenciosa una vez que se interponga la correpondiente denuncia por maltrato, se adoptarán las medidas civiles y penales que correpondan, que en el caso de que esté interpuesta la demanda de divorcio se mantendrán hasta la sentencia, y de no estar interpuesta tendrán una vigencia de un mes, que se prorrogará hasta la sentencia si se interpone demanda de divorcio en el plazo de un mes desde la denuncia por maltrato.